Close
       
Contáctenos: +40 (721) 001 556

April 5, 2020

Un perro puede mejorar tu vida

Muchas personas no pueden imaginar la vida sin una mascota. Además de proporcionar amor, protección y compañía, los perros no son considerados simples animales, ya que su función es proporcionar apoyo moral y, en algunas situaciones, ayudar a sus dueños a superar períodos difíciles en sus vidas como estrés y ansiedad.

Los perros, según los estudios, debido a su olor altamente desarrollado, pueden dar señales milagrosas, como la detección del cáncer, el anuncio de un accidente cerebrovascular o la disminución de los niveles de azúcar en la sangre. Algunos perros pueden advertir a sus dueños diabéticos de la peligrosa caída de la glicemia en la sangre antes de que se manifieste, así ellos pueden evitar la crisis comiendo algo dulce. La explicación de estas capacidades es que los animales reaccionan a los cambios químicos en el cuerpo, que emanan un olor especial.

Un aspecto muy importante es para los niños que sufren de trastorno de atención deficiente, con o sin hiperactividad, o autismo. Estos niños tienen tanta energía que a menudo les resulta difícil concentrarse. Cuidando de un animal doméstico, tienen tareas específicas que requieren atención y por las que pueden ser responsables. La conexión del niño con el animal fomenta el desarrollo de la confianza en sí mismo y le da una sensación de tranquilidad y seguridad. Los niños autistas a menudo tienen un déficit en las interacciones con los demás. Parece que los animales tienen una increíble capacidad para atraer y conservar su atención, animándolos así a realizar actividades relacionadas con su integración sensorial, haciendo así sus vidas más fáciles.

Además, los perros pueden hacer que los dueños sean más activos. Algunos se mueven a la fuerza del sillón y hacen muy poco movimiento, aunque esto sea bueno para su propia salud. Pero para que sus cuadrúpedos se sientan bien, deben caminar al menos media hora al día, un buen ejercicio para mantener al animal y al dueño en forma. Además, es un buen medio para prevenir la obesidad, pero también la osteoporosis y la artritis reumatoide.

Algunos perros fueron entrenados para vivir y trabajar con pacientes epilépticos, otros fueron enseñados a ladrar y advertir a los padres cuando los niños tienen convulsiones y no están en su campo de visión. Los perros pueden realizar algunas tareas para ayudar a los pacientes de Parkinson a vivir más tiempo de forma independiente. Estos perros pueden recoger los objetos caídos o ir a traer los artículos necesarios. Pueden abrir y cerrar puertas o encender la luz con sus patas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

×